Mayormente nublado

Mayormente nublado

23°C

Sandra Heredia, ex empleada doméstica de la familia del ministro de Trabajo Jorge Triaca, aseguró que tiene "miedo" de lo que le "pueda pasar", tras la polémica generada luego de la difusión del audio con insultos del funcionario.


Sandra Heredia, ex empleada doméstica de la familia del ministro de Trabajo Jorge Triaca, aseguró que tiene "miedo" de lo que le "pueda pasar", tras la polémica generada luego de la difusión del audio con insultos del funcionario.

"Me fijo mucho cuando salgo a la calle y todo porque obviamente me da miedo. No pensé que iba a tener esta repercusión el tema", sostuvo ayer Heredia, quien era casera en una de las quintas de la familia del jefe de la cartera laboral y fue echada tras una discusión con el ministro.

Tras el acuerdo de resarcimiento indemnizatorio, Heredia le exige ahora a su ex empleador Carlos Triaca, hermano del ministro, el pago de 3.700.000 pesos en concepto de "daños y perjuicios": la demanda millonaria se relaciona a las manifestaciones públicas vertidas por su ex empleador, quien al momento en que se desató el escándalo justificó el despido de la mujer alegando que era portadora de una "enfermedad bastante grande" de naturaleza "psíquica", además de responsabilizarla por "faltantes en la casa".

Heredia, quien fue designada con un cargo en el intervenido Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) por el ministro para blanquear parte de sus ingresos, señaló que Carlos Triaca la acusó "de manera falaz, maliciosa y sin sustento legal alguno" a través de un medio de comunicación. "Todavía no salí a buscar nada, yo tengo que cumplir hasta el 12 de febrero acá en el sindicato. Ahora estoy con licencia porque estoy con bronconeumonía, pero el 12 se me termina (el contrato con el gremio)", agregó.

Por otra parte, la mujer detalló cuando recibió el audio de Whatsapp se "sorprendió" porque "fue la primera vez" que el ministro la insultaba, pero lamentó que no le haya pedido disculpas posteriormente: "Sí vi que pidiera perdón al mundo, a la sociedad, pero hacia mi persona jamás", señaló.

En tanto, Heredia insistió en que ella empezó a trabajar en la casa de la familia Triaca "en 2012", pero que estuvo varios años cobrando su sueldo en negro y dijo además que "deben 10 meses de aportes previsionales del último año como empleada en blanco".

"Tengo una factura de Cablevisión. Yo vivía ahí. Ellos a mí me efectivizaron 15 o 20 días antes de las elecciones que después ganó (el presidente Mauricio) Macri", resaltó y confirmó que José Romano, hijo del jardinero de la familia Triaca, y Borsalino, cuñado del ministro, están registrado como empleado en el Somu.

Heredia precisó además que "ya está todo resuelto" el asunto de la desvinculación laboral, pero ratificó que mantiene una denuncia "daños y perjuicios" contra Carlos Triaca.

"El dice que no jamás mencionó que yo tuviera problemas mentales, pero sí lo dijo. Fue después de que pasara todo esto de mi despido, lo dijo el 16 de enero esto, en la televisión", explicó al respecto.

Durante una entrevista con FM La Patriada, dijo que "no quería hacer nada" después de ser echada pero que le "dolió" que la "hayan tratado de chorra"